Algo sobre hechos cientificos y decisiones políticas.

En realidad no tengo nada que decir. Y he dicho que iba a escribir dos posts.

Total,se ha formado en twitter un debate bastante raro en el que, a lo que yo se, todos estamos en el mismo lado, y donde me parece que se ha trasvasado el tipico lio sobre las pseudociencias al debate sobre decisiones politicas, que es bastante diferente. En el primero, la cuestion de la opinion es marginal y la de lo que se trata es de que la gente tenga claro que métodos y resultados son razonables y cuales no. En el segundo caso, la cuestion opinable suele ser de indole economica y organizativa, a veces a nivel internacional, y la argumentacion cientifica es solo una pieza de la discusión.

 

Ni siquiera  se pone de verdad en duda la argumentacion cientifica; más bien ocurre que algun bando intenta presentar su postura politica como si fuera equivalente al argumento cientifico, o intenta reducir el debate a la aprobacion o no de un hecho cientifico. Si el otro bando pica el anzuelo, la batalla esta decidida. Es una especie de prestidigitacion, haciendo que todos miren hacia otro lado, y la salida correcta para el otro bando seria denunciar la distraccion.  Cuando no es capaz de ello acaba el “perdedor”  adoptando una postura magufa o anticientifica simplemente como ultima linea de defensa.

En fisicas, la primera vez que te encuentras con este lio es en el debate de la energia, y en particular de la energia nuclear. Llegas pensando que todo el asunto es la cuestion de la seguridad de cada sistema,  incluso con temas tecnicos que no tienes por que conocer por el mero hecho de ser físico. ¿Cual es el desgaste de materiales? ¿Puede alargarse la vida de una instalacion? ¿Incluso, como se gestiona una instalacion secreta, sin documentar? Ok, factorizas eso al ingeniero o gestor de turno y te limitas a argumentar sobre el riesgo que se asume en el caso de la fision, y que hasta eso se solucionara cuando finalmente arranquen los sistemas de energia nuclear de fusion.Entonces primero te cuenta la gente de fusion inercial que los grupos teoricos no consiguen los datos de los experimentales porque los sistemas de laser son de doble uso y estan bajo el control del secreto militar (esto era en los ochenta, cuando Alejaldre estaba USA todavia como post-doct). Luego vienen los de fision con el problema del mantenimiento de las centrales y como esto es un gasto que hay que asumir en la factura de la luz, sobre todo cuando ya no tienen salida en el mercado militar.  Luego los de fusion por confinamiento magnetico te cuentan problemas de politica-ficcion como el de gestionar un monopolio que podria cubrir la necesidad energetica de un pais (exagerado, dado que ni siquiera DEMO pasará de los 2 GW); y los defensores de la energia solar te hablan de lo contrario, de intentar tener granjas lo más distribuidas, individuales y antimonopolistas posible. Y seguramente los de la biomasa solar basada en algas estaran pensando en instalar sus negocios en los paises arabes y todos esos desiertos con dias completos de sol. Al final resulta que la cuestion de medir la seguridad o no de la energia nuclear nadie la ponia realmente en el juego, sino que era una pieza de otros intereses argumentos e ideologias.

No habia ningun problema cientifico.

Con estos precedentes, cada vez que te encuentras con un debate politico presuntamente cientifico acabas analizandolo segun esta referencia,  asumiendo que realmente nadie se esta preocupando del debate cientifico. Que a fin de cuentas todos sabemos que el voto de un matematico en el valor de pi tiene el mismo valor que el de un filosofo: cero.

De cualquier elemento se puede crear una magufada: de una construccion puedes sacar dudas sobre la estabilidad del cemento,  de la distribucion de agua sobre la salubridad de las cañerias, de la iluminacion electrica sobre sus efectos en los ojos…  Piensa cualquiera y puedes sacar una duda. ¿Las lavadoras, seguro que no hay un informe que diga que rompen las fibras de la ropa e incrementan el asma? Me lo estoy inventando ahora mismo, pero por si acaso no voy a buscarlo en google.

El caso es que en unos temas las magufadas sobreviven y en otros no. Asi que el mero hecho de su existencia indica la posibilidad de una opinion politica que se ha visto atrapada con ella.  Por eso cuando te nombran los transgenicos el primer contexto que buscas es el de intereses y efectos secundarios que no tengan nada que ver con la cuestion de la propagacion de genes o con factores de seguridad que sabes perfectamente definibles y calculables. Sospechas que el prestidigitador te esta haciendo mirar donde no hay nada que ver. Quieres asegurarte de que no hay truco, y das largas antes de asentir.

Y puede que de verdad haya una disputa cientifica o que la hubiera en el pasado. Lo de la vacuna de Ferrán para el cólera se presentó como un puro debate cientifico… pero no dejaba de ser un debate entre Barcelona y Madrid, y no deja de ser llamativo que las dudas en la vacunación hoy en dia parecen ser más abundantes en Cataluña. Quizas restos de esta disputa quedaron conservados en la memoría colectiva y ahora se aprovechan, aunque nadie recuerde a Cajal en su papel accidental de magufo antivacunas.

Pero claro, ahora podriamos decir que  una vez resuelto si hay de verdad disputa o no, y si esta es relevante al tema o es un red herring, luego el debatir lo que hay detras ya no necesita de un cientifico, y quizas un politico, un abogado o hasta un filosofo podria hacer mejor papel. Por otro lado, no tiene por que haber un solo punto a dilucidar, y el mero hecho de estar habituado al lenguaje puede hacer que el cientifico sea un agente mas eficaz.

Dejo aqui el post, y volvere a ello despues de leerme un par de libritos y ver que es lo que han pensado otros sobre el tema.

Leave a Reply / Añade un comentario: